jueves, 3 de abril de 2008

Disentería Hemorrágica Porcina

Disentería hemorrágica porcina
Enfermedad infecciosa del ganado porcino que afecta fundamentalmente a animales en crecimiento, caracterizada clinicamente por diarrea mucohemorrágica muy grave y que puede alcanzar elevados índices de morbilidad y mortalidad. Es producida por Serpulia hyodisenteriae, en animales entre 2 y 4 meses. Es enfermedad de declaración obligatoria, formando parte de la lista A de la OIE.
La sintomatología se puede presentar de cuatro formas según evolución:
- Sobreaguda: muy poco frecuente, con muerte súbita de algunos animales. Intestino repleto de contenido intestinal hemorrágico.
- Aguda: algo más frecuente, en animales después del destete, con diarrea amarillente y mucosa. De carácter benigno.
- Subaguda: es la forma más frecuente, con evolución desde diarrea mucosa y amarillenta, pasando a estrías de sangre en las heces diarreicas, hasta sangre y restos necróticos de mucosa intestinal y finalmente heces negras.
- Crónica: en animales adultos en la fase final de cebo y reproductores, con diarega negra alternada con fases de estreñimiento.
El diagnóstico lesional mediante necropsia es bastante fácil si se trata de la forma sobreaguda o aguda, los animales aparecen emaciados y manchados de heces negras, con mal aspecto del pelo. El corazón está en sístole y apelmazado y hay afección de ileon y colón, si la fase es inicial aparece moco pegajoso adherido a la mucosa. Si la enfermedad está más avanzada aparece moco pegajoso con estría sanguinolentas, posteriormente zonas necróticas y si es fase final se encuentra gran cantidad de sangre en contenido intestinal.
El tratamiento se realiza a base de carbadox durante 20-25 días a dosis de 50g/Tm de pienso, después se administra sedecamina en dosis de 25 mg/tm de pienso y por último dimetridazol en agua durante 5 días. Se utilizan varios productos para evitar resistencias.